martes, 15 de noviembre de 2011

Mi primera convención de literatura: Imagicon/Hispacon 2011


Este fin de semana estuve en la Imagicon/Hispacon, celebrada este año en Mislata, Valencia.
Para aquellos que no sepáis qué es, se trata de una convención de literatura de fantasía, terror y ciencia ficción en la que se organizan distintas charlas y presentaciones que reúnen a escritores y lectores de estos géneros.

Era la primera vez que yo acudía y la verdad es que al principio estuve algo intimidada. No conocía a nadie en persona (sólo a algunos escritores con los que había hablado por Facebook, pero nunca cara a cara) y fui sola desde mi ciudad, pero la verdad es que no me arrepiento de haber asistido. Pude poner cara a muchos escritores, lectores y editores encantadores y conocer a otros con los que no había tenido la oportunidad de hablar. También asistí a varias charlas de lo más interesantes relacionadas con distintos temas del mundillo literario y a tres presentaciones de algunos amigos escritores.
Aunque solo estuve un día (duraba dos, sábado y domingo), lo cierto es que me cundió muchísimo
Nada más llegar y después de hablar con algunos autores entré a la primera charla, una mesa redonda titulada "Fantástico para todos los públicos". La charla estuvo moderada por la escritora Anabel Botella y contó con la intervención de Laura Gallego, Susana Vallejo, David Lozano y Victor Conde. No pude quedarme a toda la charla porque quería asistir a otras pero durante el tiempo que estuve tocaron un tema que siempre ha generado mucha controversia, el de si la literatura fantástica juvenil es sólo para jóvenes y si por esa misma razón se le resta importancia: ¿un autor adulto puede escribir literatura fantástica para todos los públicos sin perder prestigio? ¿La literatura juvenil es de peor calidad porque va dirigida a un público al que se suele considerar menos "exigente" literariamente hablando? 

Las respuestas para mí están claras pero lamentablemente vivimos en un país (no sé si esto es igual en otros) en el que se menosprecia tanto a la literatura fantástica como a los libros destinados a un público joven. Y como apuntaron en la mesa redonda: ¿cómo podemos pretender que los jóvenes se interesen por la literatura si los mismos adultos consideran las obras destinadas a ese tipo de público como algo de inferior calidad?
Como decía, tuve que salir antes de que la charla acabara porque quería asistir a otra mesa, en este caso de terror, como corresponde a una autora cuya obra nada parcialmente en ese género: la mesa de terror NOCTE. 
Por si el tema no intimidara ya por sí mismo, tuve que enfrentarme al hecho de que cuando llegué la charla ya estaba empezada, que tuvo lugar en una habitación bastante pequeña y que... ¡se encontraba llena de hombres! Yo entrando toda elegante con mis pantalones negros y mi camisa y de repente ¡zas! un montón de barbas y camisetas frikis mirando a la intrusa que había osado internarse en la caverna e interrumpir la paz varonil. XDD 
Bromas aparte (estoy segura de que mi nivel de frikismo superaba con creces el de muchos de ellos ;) ) tengo que reconocer que una vez tomé asiento y me introduje en la conversación la disfruté como la que más. Estuvieron hablando de novelas de terror y sus adaptaciones al cine, acerca de qué era mejor, si lo uno o lo otro. Stephen King, La carretera, Psicosis... son algunos ejemplos de obras y autores que se debatieron.
Algo que me interesó especialmente fue el tema del uso de recursos cinematográficos en los libros y de recursos literarios en las películas: cómo el nombre "flashback" ha pasado de la pantalla al libro, cómo los "cliffhangers" que en un principio eran usados en el mundo literario dieron el paso hacia el cine para posteriormente volver al libro, cómo podemos usar en la escritura técnicas cinematográficas como la cámara lenta para prolongar la tensión del momento, etc. También se tocó el tema de las adaptaciones de libros a la pantalla y de cómo el escritor y el guionista son expulsados del mundo audiovisual tan pronto como les es posible a directores y productores, en un intento de evitar dolores de cabeza (producidos por la inconformidad del autor de la obra original respecto a cómo reflejar aspectos de la misma).

Tras la mesa de terror salí volando para asistir a la presentación de la novela "Ángeles desterrados" de Anabel Botella. Si bien es cierto que tuve una ligera sensación de dejá-vu porque hacía apenas unos días había asistido virtualmente a otra presentación de esta misma obra, lo cierto es que resultó interesante ver a la autora enfrentándose al público en directo y confirmé que todavía tengo mucho que aprender y practicar para cuando me toque estar en ese lugar en mi primera presentación (¡qué nervios me entran sólo de imaginarlo!).

Tras la presentación vino el descansito para comer y callejear un poco por las calles de Mislata y a las 4... ¡vuelta a la Imagicon!


Después de comer tuvo lugar la charla que más disfruté durante todo el sábado: "Star Wars y el budismo zen: el Dharma de Yoda". Sí, sé que el título suena de lo más friki pero de eso fue realmente de lo que trató la charla y me encantó :) 
De manos de Guillem López aprendimos acerca de la relación entre los caballeros Jedi del universo Star Wars y los monjes shaolin, de cómo George Lucas se inspiró en sus enseñanzas y en el budismo para crear a sus guerreros de espadas láser. Y de entre las enseñanzas de estos monjes y de los jedi, la que hice mía para aplicarla desde ya fue que es importante que nos centremos en el ahora, en el momento, y dejemos de obsesionarnos con el pasado y el futuro porque pensar en lo que podría pasar sólo hace que descuidemos lo que está pasando, centrar nuestros pensamientos en lo que ocurrirá mañana hace que no prestemos atención a lo que está ocurriendo en este momento. 
Para que lo entendiéramos, Guillem usó un ejemplo muy claro: él podría haber estado nervioso todo el día anterior a su charla pensando que al día siguiente tendría que hablar en público, preocupado preguntándose si le iría bien o mal, pero de haberlo estado la cena le habría sentado mal, eso habría hecho que pasara una mala noche, lo que le habría llevado a estar cansado y de mal humor el día de la charla y hacer que ésta le saliera fatal.
Sin embargo la charla fue, como digo, la que más disfruté de toooda la Imagicon, señal de que Guillem es un buen padawan de las enseñanzas de los monjes y de Yoda ;)

Lamenté no poder quedarme hasta el final de la charla pero antes de que acabara empezó la presentación de un amigo escritor y tuve que salir corriendo para no perdérmela. 

La siguiente presentación (la segunda de ese día) fue la de Jordi Nogués, que presentaba su novela "Tres Profecías". Me supo mal que no acudiera más gente porque sin duda tanto autor como historia lo merecen, pero había demasiadas charlas y presentaciones desarrollándose a la misma vez y lamentablemente el tema de la bipartición, al parecer, todavía no se domina globalmente, ¡tsssk! 
Pero bueno, la escasez de público nos dio la oportunidad de charlar de forma más directa y cercana con el autor y su editor, lo cual fue una gran ventaja para nosotros, pues tuvimos toda la atención del escritor para resolver preguntas y cotillear en su vida profesional como autor :)

Tras esa presentación llegó la última del día, en la misma sala, por lo que salí y entré más que nada por estirar las piernas un poco :P . En esta ocasión se trató de Laura Morales con su novela: La Profecía.
La cantidad de público fue mayor, aunque no mucho más, y se notaba que muchos conocían a la autora, lo cual está bien para conseguir un ambiente más distendido. Lo que más me llamó la atención fue la gran cantidad de preguntas que hubo, lo cual es algo estupendo, sin duda, pero en mi caso jugó un poco en mi contra porque tenía el tiempo cronometrado al minuto para asistir a otra charla que me interesaba y no quería irme antes de que  terminara la presentación. Tengo que reconocer que algunas ideas de amordazamiento de lectores preguntones cruzaron mi mente... ;)

Para terminar, la última charla a la que acudí fue una sobre la saga de Canción de Hielo y Fuego. Tampoco pude estar mucho porque hacía tiempo que había empezado, pero entre los temas tratados me llamó la atención el de la posible razón de su extraordinario éxito en España, aún mayor que en EEUU... Todo se resume en tres palabras: técnicas de marketing  ;)

Tras esa charla tuve que marcharme a la estación y sólo tuve tiempo de pasarme a comprar y que me firmaran uno de los libros. 
Al día siguiente, domingo, la convención continuó. Me habría encantado asistir porque se centraba en los zombies, un tema que también me gusta, pero para ser mi primera experiencia en un evento literario de esta magnitud fue más que suficiente y lo pasé genial tanto con las charlas como conociendo en persona a tantos colegas con quienes sólo había interactuado por Facebook.

Tendré que esperar a ver dónde se celebra la próxima Hispacón, pero intentaré asistir (ojalá que sea como autora publicada ya) y espero que todos los lectores y escritores que todavía no habéis vivido este evento os animéis a acudir, seguro que no os defraudará :)

5 comentarios:

  1. Me alegra que te hayas divertido :-) Lástima que vivo al otro lado del Atlántico, o te habría acompañado y hubiéramos sido DOS chicas rodeadas de hombres frikis :-D

    ResponderEliminar
  2. Por lo que cuentas fue una experiencia fantástica. ¡Me están entrando remordimientos de no haber podido ir! Gracias por compartirlo, siempre va bien una crónica sobre cómo va el "mundillo"
    ¡Un beso Cristina!

    ResponderEliminar
  3. Había muchas mujeres... casi toda la organización pura y dura lo eran XD

    ResponderEliminar
  4. -Pat, el año que viene ya sabes, ¡te vienes sin falta!

    -Gissel, ¡ojalá estuvieras más cerquita para venirte tú también! Y si no pues cruzo el charco y me voy yo contigo, muajaja! :)

    -Anónimo, no he dicho que no hubiera mujeres en general, donde no había mujeres era en la mesa de terror NOCTE, fuera por supuesto que había, visitantes y de la organización, y muy simpáticas y amables estas últimas especialmente.
    Un 10 para la organización (tanto femenina como masculina ;) ).

    ResponderEliminar
  5. Todo un viaje. Y parece que salió bien, que es lo que cuenta. Bueno, no conocer a nadie en persona era un buen motivo para no ir. Sin riesgo no hay gloria.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Por favor, intentad evitar el spam (publicidad no solicitada) indiscriminado; esto no es un tablón de anuncios.
Si queréis dejar un enlace a vuestros blogs podéis hacerlo (siempre que tengan que ver con la literatura) pero procurad dejar también vuestras opiniones, me interesan mucho :)

¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...