sábado, 6 de noviembre de 2010

El Violín Negro, de Sandra Andrés Belenguer

Desde que comencé a visitar blogs y webs de escritores españoles en mi búsqueda de información relacionada con el mundo de la publicación literaria, he ido aficionándome a la lectura de autores nacionales, en especial noveles.

Uno de los primeros libros de este tipo que leí fue "El violín negro" de Sandra Andrés Belenguer, y es con esta obra con la que empiezo una nueva sección en mi blog, la de reseñas literarias.

Hasta ahora no me había decidido a escribir reseñas porque me intimidaba un poco comentar obras de personas que podrían ser compañeros míos de profesión en un futuro, cuando llegue a publicar, y los cuales es más fácil que lleguen a leer mi reseña (si alguien como yo reseñara un best seller americano, por ejemplo, habría muy pocas posibilidades de que el autor se encontrara con mi reseña).
Yo soy la primera a la que le gusta recibir críticas constructivas porque pienso que ayudan a mejorar, pero soy consciente de que no a todo el mundo le sentarán igual de bien, y molestar a alguien con mi opinión es lo último que quiero.

Así pues, me adentro en el mundo de las reseñas, pero camino por él con respeto y precaución; sabiendo que no soy, de ningún modo, una experta en literatura, pero teniendo la única meta de dar a conocer, en la medida de lo posible, a autores de los que aún no se ha hablado tanto pero que podrían dar mucho que hablar en un futuro.


Y ahora os dejo con la reseña de "El violín negro" de Sandra Andrés Belenguer.

Sinopsis de la contraportada:

Hace cien años, unos obreros descubrieron en los subterráneos de la Ópera Garnier de París una sala elegantemente amueblada. Contenía las composiciones e instrumentos del legendario Fantasma de la Ópera, pertenencias que no tardaron en perderse en anticuarios de la ciudad.

Ahora, un siglo después, la joven Christelle debe averiguar cuál es el secreto del violín que llega a sus manos, el por qué de la música esotérica que engendran las cuerdas y cómo puede devolvérselo al dueño original antes de que su influjo la destruya. Para ello cuenta con la auda de Kyriel, un misterioso joven que sabe más de la leyenda de lo que quiere reconocer. Juntos viajarán al corazón de Paris, con sus edificios emblemáticos y catacumbas pestilentes, todo para llegar a la verdad del Fantasma de la Ópera. El secreto está en su violín...


"El violín negro" es la primera obra de la escritora zaragozana Sandra Andrés Belenguer (más conocida como "Ladyghost" en Internet), gran apasionada y conocedora de la leyenda del fantasma de la Ópera y de la novela homónima escrita por Gastón Leroux, que hizo famoso a ese personaje.

La obra de Andrés Belenguer podría considerarse una continuación de El fantasma de la Ópera, de Leroux. No obstante, quien no haya leído este libro podrá disfrutar de El violín negro igualmente, ya que en la misma novela se da información sobre la otra obra.

Para no desvelar mucho sólo diré que El violín negro se centra en la historia de una chica francesa que se encuentra con un extraño violín. El instrumento, como el lector ya habrá deducido, está relacionado con el fantasma de la ópera Garnier de Paris, y ejerce un peculiar influjo sobre la joven, que desde ese momento se verá inmersa en una odisea particular encaminada a descifrar el misterio que encierra.

La historia principal transcurre en la época actual, pero a lo largo del libro se cuentan alternativamente otras historias que tienen lugar durante los primeros años del siglo XX- las cuales están, obviamente, relacionadas con el violín- y que permiten introducir a personajes como el fantasma o el propio Gastón Leroux.


Uno de los rasgos más destacables de la obra es, en mi opinión, el nivel de documentación. Se nota que la autora ha investigado y leído muchísimo sobre la leyenda del fantasma; y no sólo eso, sino que ha disfrutado tanto con ello como escribiendo la novela. Cuando un escritor lo pasa bien trabajando en sus historias, las saborea y las hace parte de él para después contarlas como si fueran las suyas propias, eso se nota al leerlas porque la ilusión se transmite. Y me remito al hecho de que mientras terminaba de leer las últimas páginas de El violín negro tenía lágrimas en los ojos. Esa reacción no es capaz de provocarla cualquier novela.

La historia del fantasma ya la conocía y siempre me ha gustado, así que no me enfrentaba al libro con las manos vacías; aún así no estaba al tanto de muchas de las cosas de las que se habla en la novela.
Pese a ello, el ritmo de la obra me resultó un poco lento al principio, y reconozco que en algún momento la historia secundaria de Leroux llegó a hacérseme un poco densa- tenía ganas de volver a la principal con la protagonista-. Pero conforme avanza el libro, el ritmo va agilizándose y al final llegas a tener ganas de que dure un poco más -de hecho, una de las cosas que habría preferido es que se hubiera dedicado algo más de tiempo a los dos protagonistas principales, ya que la relación podría quedar un poco apresurada-.

En cuanto al estilo de la novela, es sencillo, claro y directo en su mayor parte, lo que facilita que casi "veas" lo que está sucediendo en cada momento y te sumerjas en la historia con más facilidad. No obstante, si tuviera que nombrar un "pero" sería el exceso de adjetivos en algunas ocasiones, ya que en mi opinión, la eliminación de algunos que resultan innecesarios habría agilizado mucho la lectura.
Según tengo entendido- sobre todo por experiencia propia- ese es un "fallo" muy propio de los escritores noveles y por esa razón no me parece un motivo por el que menospreciar esta novela; seguro que la autora lo mejorará en la siguiente.

Por último, tengo que destacar el diseño del libro, tanto de la portada y contraportada como del interior.
La novela viene con tapa dura y el diseño es una pequeña joyita que, sin duda, atrae la atención- algo fundamental en un libro-. Pero además, el diseño interior está tratado con el mismo cuidado, añadiendo aquí y allá detalles relacionados con la obra como el pequeño dibujo de un violín que acompaña al número de cada capítulo, el pentagrama que lo cierra o las diminutas rosas junto a los números de página.


En resumen, "El violín negro" es una estupenda secuela para leer tras "El fantasma de la ópera", ya que te deja con un sabor de boca muy bueno- y en mi opinión mucho más agradable- en relación con el anterior. Del mismo modo y al contrario, "El violín negro" también me parece una estupenda forma de acercar al lector no familiarizado con "el fantasma" a su leyenda.

Si te gustó "El fantasma de la ópera" seguramente te gustará este libro. Si no has leído la obra de Gastón Leroux, seguramente querrás hacerlo cuando leas la de Sandra Andrés Belenguer.

  • Autora: Sandra Andrés Belenguer
  • Editorial: Laberinto
  • Nº páginas: 448
  • ISBN: 978-84-8483-409-0
  • PVP (IVA incluido): 17.90 €
  • Encuadernación: Cartoné
Puedes visitar la web oficial del libro y leer el primer capítulo en: http://www.elviolinnegro.com/
Foro oficial de la autora: http://sandrabelenguer.foroactivo.com/
Blog: http://ladyghost-elviolinnegro.blogspot.com/


1 comentario:

  1. Buena reseña, yo este libro lo leí en Enero, asi que la mayoría de detalles los he olvidado... de cualquier manera, es un libro muy ligero de leer y como tú dices, es una muy buena manera de acercarse a esta historia.
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar

Por favor, intentad evitar el spam (publicidad no solicitada) indiscriminado; esto no es un tablón de anuncios.
Si queréis dejar un enlace a vuestros blogs podéis hacerlo (siempre que tengan que ver con la literatura) pero procurad dejar también vuestras opiniones, me interesan mucho :)

¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...